‘Mediterráneo’, una nueva ventana hacía la cruda realidad

Portada de 'Mediterráneo'
Marcel Barrena se alza con una película muy necesaria y sobre todo, difícil de borrar tras su visionado.

Son pocas las veces, o eso creo, que tras los créditos sigues ahí, sentado en la butaca 12 de la fila 8, conmovido, con alguna que otra lágrima, y sin poder decir ni una sola palabra. De ahí, que aún no sepas muy bien como calificar lo que acabas de ver, pero lo que está claro, es que ‘Mediterráneo’ es una película, cuanto menos, necesaria.

Marcel Barrena se adentra en un verdadero reto con esta película, y la verdad es que consigue superarlo hábilmente y además sin ofrecer golpes bajos al espectador, a pesar de lo dramático que ya es el terrible suceso de 2015 con el que arranca la película. Este director ya nos demostró con ‘100 metros’ y ahora lo hace con ‘Mediterráneo’ que sabe moverse muy bien por las historias basadas en hechos reales. De ahí, que en este último film nos preguntemos donde está esa fina línea que separa la ficción del documental, por la que sin duda Barrena sabrá aguantar el equilibrio.

Para contar este drama social, en efecto el relato ha de ser verosímil, y un punto fuerte para conseguir esto son los propios actores. Eduard Fernández encabeza este idílico reparto, demostrando con el papel de Òscar Camps que sigue a un alto nivel, -no tiene mucha pinta que esto se vaya a acabar con facilidad-. Al recién ganador del Premio Feroz como Mejor Actor de Reparto en una serie (‘30 monedas‘) le acompañaran un más que adaptado Dani Rovira a un género al que no nos tiene acostumbrados; Anna Castillo, Sergi López, y Àlex Monner.

‘Mediterráneo’, ¿una crisis humanitaria contada desde el punto de vista del europeo blanco como salvador?

Protagonistas de 'Mediterráneo'

Pues sin duda alguna esta película está contada desde el prisma de un europeo que decide ir a salvar a los inmigrantes marroquíes que llegan desesperados a las costas italianas. ¿Pero por qué no se cuenta la tragedia desde la perspectiva de quien más lo ha sufrido, las víctimas? Pues los propios personajes nos contestan a esta gran pregunta de forma muy explícita -por si quedaba alguna duda- mediante una cena de todos los involucrados en el “viaje” a Lesbos.

En esta escena, el fotógrafo (Àlex Monner) explica sin tapujos el porque hay que contar la historia desde este punto de vista, justificando así a la propia película: porque como espectadores europeos, la historia nos afecta y nos llega mucho más si ves sufrir a otro igual que tú. Declarando una y otra vez que la Unión Europea nunca ha querido solucionar esta crisis, sino más bien la ha tapado con una venda en los ojos.

Una mirada novedosa que apela al más íntimo de nuestros sentimientos

‘Mediterráneo’ nos ha servido como una nueva ventana por la que mirar una realidad en la que ahora el propio espectador es participe. Tanto mediante el guion como la fotografía, que nos hará sentir la ansiedad y asfixia que muchas personas sufren día tras día en este mar. Un ‘Mediterráneo’ que para nosotros significa paz y tranquilidad, pero que para otros se convierte en un cementerio.

Por todo ello, no nos sorprende que esta película fuera una de las favoritas a representar a España en la próxima gala de los Oscar, pero que, junto a la última película de Pedro Almodóvar, ‘Madres Paralelas‘, se han quedado a las puertas de la 94º edición. Siendo finalmente candidata a los Oscar 2022 ‘El buen patrón‘, la película recién estrenada de Fernando León de Araona.

8 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sigue explorando!