‘Los renglones torcidos de Dios’, un viaje al manicomio entre la locura y la cordura

Los renglones torcidos de Dios
‘Los renglones torcidos de Dios’ se estrena como la segunda opción más vista en cines.

Así da gusto ver este enigmático libro llevado a la gran pantalla. Cuando nos adentramos en una sala de cine, el miedo recorre nuestro cuerpo al pensar si esta vez volveremos a ver una adaptación literaria errónea como otras tantas veces. Sin embargo, Oriol Paulo consigue una obra redonda, sobresaliente y muy fiel a la esencia de ‘Los renglones torcidos de Dios‘, algo que solo magnifica su perfecto quehacer.

La obra escrita por Torcuato Luca de Tena en 1979 narra la historia de Alice Gould, una detective que se interna en un hospital psiquiátrico para seguir la pista de un caso en el que trabaja. Esta premisa ha mantenido en vela a millones de sus lectores que no han podido despegar los ojos de sus páginas y ahora, de la película. Los aficionados a la novela que pueden estar más que orgullosos de su adaptación cinematográfica.

Según nos ha contado Paulo, cuando la productora le llamó para que adaptase la novela éste quería salir corriendo. El respeto y la dificultad del lenguaje era un camino que no podía recorrer sin la ayuda del guionista Guillem Clua y de la actriz Bárbara Lennie, su fichaje indispensable para la realización.

‘Los renglones torcidos de Dios’ se trata del proyecto más grande de su director

Los renglones torcidos de Dios

Lennie que ya había trabajado con el director en la aclamada ‘Contratiempo‘, es la cabeza fundamental de este metraje. Un personaje inteligente, perspicaz, observador y con un gran ego que te dejará en vilo desde su arrolladora llegada al sanatorio. ¿Padece una enfermedad mental? O, ¿está realmente secuestrada por su marido?

Un sinfín de preguntas que solo remarca la seña de identidad de Paulo dentro del hospital psiquiátrico. Un lugar que muestra cómo se trataban las enfermedades mentales y la importancia de la concienciación que estamos viviendo. Un cambio que se ve reflejado con los personajes de Eduard Fernández y Loreto Mauleón; así como unos cautivadores figurantes con todas las patologías que el libro describe.

Sin embargo, una de las grandes dificultades de ‘Los renglones torcidos de Dios’, ha sido la reconstrucción de un sanatorio de los años 70. Para el exterior se reformó la antigua Fábrica de la Tabacalera de Tarragona en desuso desde hace más de 15 años y; para el interior se construyeron 3800 metros cuadrados de decorados. Una soberbia inversión para un metraje donde solo esperemos que obtenga tantos éxitos y espectadores como se merece.

Puede que muchos espectadores se echen atrás al ver sus dos horas y media de metraje aunque éste será el menor de sus problemas. El viaje inmersivo dentro de ‘Los renglones torcidos de Dios’ es tan grande que no querrás salir en ningún momento. Pocas veces podemos apreciar adaptaciones tan fieles y cautivadoras así que no pierdas la oportunidad. La locura del manicomio, del director, de Torcuato Luca de Tena y del resto de excelentes departamentos te esperan en la gran pantalla. ¿A qué estás esperando?

2 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sigue explorando!