‘La hija’ un metraje deslumbrante a la par que aterrador

Javier Gutiérrez en 'La hija'
Tras ‘Caníbal’ y ‘El autor’, Manuel Martín Cuenca se despedirá del mundo del largometraje con ‘La hija’, su última película.

Siempre alegra ver en cartelera a Manuel Martín Cuenca y su forma tan perfecta de narrar los enigmas de la sociedad. Con ‘La hija’ nos introduce en la vida de Javier, uno de los educadores del centro de menores y de su mujer Adela. Ambos acogen a Irene, una joven de 15 años embarazada a cambio de entregarle al bebé que lleva en sus entrañas. Este débil pacto puede verse comprometido cuando Irene empiece a sentir como suya esa vida que lleva en su interior.

Tras la espléndida obra de ‘El autor’ no podía imaginar contemplar su próxima película en la pequeña pantalla. Así que decidí ir a por el pack completo (con palomitas incluidas) y dejarme llevar por la magia del director. Y más aún, cuando está protagonizada por Javier Gutiérrez. A pesar de que no paremos de verlo en todas partes, su trabajo vuelve a ser brillante por su gran prodigio delante de la cámara.

Tanto es así, que el lunes la academia de cine anunció su nominación en la categoría de Mejor Actor Protagonista. Un premio que tendrá que pelear con fuerza al competir contra unos contrincantes ostentosos. Ellos son Javier Bardem por ‘El buen patrón’, Luis Tosar por ‘Maixabel’ o Eduard Fernádez por ‘Mediterráneo’. A día de hoy, ya está toda la carne en el asador y solo hace falta esperar hasta el próximo 12 de febrero para conocer al ganador del próximo Goya.

‘La hija’ es mucho más inquietante de lo que parece en un principio

Frame de 'La hija'

La navidad está a la vuelta de la esquina y aunque no sea la película perfecta para ver en familia, sí lo es para ver un producto de calidad. Es deslumbrante a la par que aterradora con un control del ritmo sorprendente. Además, el metraje crece de forma muy pausada y ascendente para terminar con un cierre aterrador. No obstante, algunos de estos giros tardan demasiado en llegar pudiendo incluso a cansar al espectador impaciente.

Manuel Martín Cuenca juega muy bien con ese reparto pequeño pero dotado de gracia, sobre todo el gran Gutiérrez. A su vez, Patricia López Arnaiz impresiona pero no consigue la nominación en los Goya debido a las mayúsculas interpretaciones que nos han acompañado este año. A excepción de eso, ha sabido tratar su personaje de la forma más real, profunda e íntima posible para conseguir grandes dosis de verdad.

Una de las relevaciones del año

No podía irme sin antes hablar del enorme talento que ha ocultado Irene Virgüez todos estos años. La actriz se alza con el papel principal y con una actuación merecedora de algún que otro premio. Tal y como afirmó, “esta película le ha cambiado la vida” y ahora solo queda verla brillar. Estar en el metraje al lado de dos actores muy consolidados puede jugar como una navaja de doble filo pero en este caso, ha sabido sacar el máximo provecho.

‘La hija’ ha venido para quedarse tanto en los cines como en la pequeña pantalla. Tras ‘Caníbal’ y ‘El autor’ a pesar de la perfección de esta última, era necesaria su continuación en el mundo del largometraje. Sin embargo, no volveremos a verlo en otra inmersión ya que según afirmó Gutiérrez este sería su último proyecto. Así que, solo veo razones por las que alejarse del frío y meterse en la vida de estos personajes a los que le acompañan un paisaje y una música excepcional.

2 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sigue explorando!