Los cortometrajes nominados a los Goya 2022: los grandes olvidados

Carteles Cortometrajes Goya
La categoría que premia a los mejores cortometrajes dentro de los Premios Goya siempre pasa desapercibida. Por eso, desde Tu cine crítico queremos dar visibilidad a su gran trabajo.

Más allá de galardonar a las mejores películas del año en los Premios Goya, también hay un hueco, aunque un poco tímido, para los cortometrajes. Con una duración máxima de 30 minutos, estas breves historias compiten a su vez en tres categorías: mejor cortometraje de ficción, mejor cortometraje de animación y mejor cortometraje documental.

Es una pena que el trabajazo que conlleva también hacer un corto pase casi desapercibido. Muchas veces no llegan a un público muy amplio y no tienen el reconocimiento que realmente se merecen. Además, es muy difícil encontrarlos en las plataformas de streaming y se quedan en el olvido. Por ello, solo vamos a poder analizar la categoría de ficción.

Aún así, hay que nombrarlos para que sean conocidos. Los cortometrajes nominados de animación son ‘Nacer’, ‘Proceso de selección’, ‘The Monkey’ y ‘Umbrellas’. En la categoría documental se encuentran ‘Dajla: Cine y olvido’, ‘Figurante’, ‘Mamá’ y ‘Ulises’.

Cinco cortometrajes de ficción, cinco historias totalmente distintas

En cuanto a la ficción, gracias a Movistar+ podemos disfrutar de los 5 cortometrajes nominados. A continuación hablamos y opinamos sobre ellos. En orden del que menos nos ha gustado hasta nuestro favorito:

5. ‘Mindanao’ de Borja Soler

Marisol, la alcaldesa de una ciudad del Levante, pasa sus últimas hora de libertad junto a su círculo más cercano antes de ser detenida por prevaricación. Rodeada de música, drogas y alcohol intenta evadirse de sus problemas. Una fiesta de despedida que terminará centrándose en dos personajes: Marisol, y su amante, Amparo.

‘Mindanao’ es un cortometraje que no está hecho para serlo. A nivel técnico genial: montaje dinámico; fotografía como nos tiene acostumbrado la productora Caballo Films; arte con un escenario y vestuario satisfactorio visualmente; interpretación espectacular de Carmen Machi… Pero la historia no es para 15 minutos de vídeo. Al final intenta contarlo todo sin contar nada. Cuesta entender ciertas referencias y hay relleno innecesario.

Además, tiene una gran referencia a los hechos ocurridos con Rita Barberá, quizás reencarnada en Marisol (a excepción de que es homosexual, claro). En conclusión, una historia interesante para poder llevarla a la gran pantalla con un mejor guion.

4. ‘Tótem Loba’, de Verónica Echegui

Estíbaliz acepta la invitación de su amiga Raquel para ir a su pueblo durante las fiestas. Un fin de semana que aparentemente iba a ser normal acaba siendo una pesadilla. Se enfrentarán a un juego que viene de la tradición popular y que no le hará mucha gracia a la forastera.

A mí tampoco es que me haga mucha gracia el corto. Volvemos a lo de antes: una historia mal contada. Si su directora y guionista, Verónica Echegui, quería narrar un juego de horror se podría haber ahorrado que 10 minutos de los 20 que dura fueran persecuciones. Todo eso para que al final tuviese un desenlace abstracto que tienes que interpretar de una forma muy filosófica y fantástica. Lo siento, pero creo que había mejores historias como la de ‘Coque’ que deberían estar entre estos cinco.

3. ‘Yalla’, de Carlo D’Ursi

Mufid, un chico de 14 años, está jugando con sus amigos al fútbol. Falla un tiro y la pelota llega muy lejos. Piensa que no debe ir a por ella. Al final decide ir a recogerla y entrará en una zona vigilada por un dron militar.

A diferencia de los otros, ‘Yalla’ tiene una duración perfectamente adaptada a su historia. Una crítica hacia los ataques militares sobre la población civil en la Franja de Gaza. Se refleja ese miedo constante que llevan a cargo las personas, incluidos los niños, aunque sea simplemente por ir a buscar un balón.

Sin diálogos pero sí con la expresión “Yalla” (vamos) transmite ese mensaje con un guion simple, quizás demasiado. ‘Yalla’ se alzó con el Premio Forqué hace dos ediciones, y aún así no creo que consiga el Goya este año. Le falta algo más de información para que termine de calar su intención.

2. ‘Farrucas’, de Ian de la Rosa

Hadoum, Fátima, Sheima y Sokayna son 4 adolescentes de El Puche, un barrio periférico de Almería, orgullosas de sus raíces españolas y marroquíes. Juntas se enfrenta a sus primeras experiencias en un instituto diferente que muestra las carencias del entorno donde viven. En el cumpleaños de una de Fátima la confianza y la fortaleza de cada una de ellas se podrá a prueba a través de sus sueños y anhelos “imposibles”.

‘Farrucas’ es un cortometraje fresco y real. Retrata a la perfección la situación en la que muchos jóvenes inmigrantes se pueden encontrar en ciertas zonas. Transmite un mensaje ya no solo para las personas con otras raíces si no para todo el mundo: por muy difícil que veas el camino sigue adelante, ponle buen cara y lucha por tus sueños

La naturalidad de las interpretaciones de las 4 amigas es impresionante, como si no hubiese guion y estuviesen en una conversación espontánea. La historia de un día con amigas, sus altibajos, cantando y bailando, sinceramente te deja con ganas de conocer más a sus personajes y descubrir qué tienen guardado para contar.

1. ‘Votamos’, de Santiago Requejo

Si en tu comunidad de vecinos pudiérais llevar a votación la elección de escoger o no como nuevo inquilino a una persona con problemas de salud mental, ¿tú qué harías?. ¿Crees que eres suficientemente tolerante? Durante 12 minutos en un plano secuencia continuo podrás meterte dentro de la historia como un vecino más en esta curiosa pero tristemente situación real.

‘Votamos’ lo tiene todo. El guion es original, sorprendente y está adaptado a su duración. La parte visual está muy bien tratada, tanto fotografía como arte. La narración es continua y muy dinámica, ayudada de un gran plano secuencia que centra la atención en el momento y lugar exacto. El elenco hace un gran papel. Y lo más importante, la crítica social: la estigmatización de las personas con problemas de salud mental.

Mientras visualizas el cortometraje estás todo el tiempo pensando, y eso es clave en un producto de corta duración. Que en tan poco tiempo te haga pensar, reflexionar y a la vez disfrutar. Consigue que te des cuenta del gran problema que nos rodea. Solo espero que este año los académicos se decanten por ‘Votamos’ entre todos los cortometrajes. Es original, único y necesario.

Si no has podido ver los 5 cortometrajes nominados, ¡¿a qué esperas?! Disfrútalos, critícalos, y coméntanos cuál crees que ganará el Goya 2022. ¡Os leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sigue explorando!