Elena Anaya (‘Jaula’): “Me impactó mucho el guion cuando lo leí, me enamoré del personaje”

Jaula
Elena Anaya y su soberbia interpretación en ‘Jaula’.

En ‘Tu cine crítico’ hemos podido hablar con Ignacio Tatay, director de la película y Elena Anaya, la protagonista del filme. Ambos han respondido a nuestras preguntas en relación con el estreno de ‘Jaula’, la ópera prima de Tatay. Si quieres saber las cinco razones por las que no puedes perderte este increíble estreno pulsa aquí.

Para Ignacio: El nombre original de la película iba a ser ‘La casa de tiza’, luego ha sido ‘Jaula’. ¿A qué se debe ese cambio de nombre?

Era una película difícil de nombrar, ha sido un proyecto muy largo y según se iba reescribiendo, el nombre tenía que ir cambiando. Salió ‘La casa de tiza’ porque había que sacar un título y a Álex le gustaba mucho ese título. Se cambia a ‘Jaula’ porque para mí era importante que el título no solo reflejase un conflicto externo físico, sino un conflicto interno del personaje y lo que debe superar emocionalmente en el viaje de la película.

Para Elena Anaya: ¿Cómo ha sido la preparación de tu personaje?
Jaula
Elena Anaya en ‘Jaula’.

Llevo mucho tiempo haciendo esto o muy poco, depende de cómo se mire a largo plazo y nunca sé cómo voy a preparar un personaje. Pensaba que con los años iba a tener una receta mágica que me iba a ayudar a componer, a entender, a ser ese personaje y cada vez es de una manera distinta. Este personaje yo lo he hecho de la mano de Ignacio, me impactó mucho el guion cuando lo leí, me enamoré del personaje, de su locura, de sus luces, de sus sombras, de sus capas, de sus sueños, de sus frustraciones, de su manera de entender la vida y sentí una necesidad enorme de complacer a Ignacio.

Ignacio es un autor, respira cine y tenía muy claro la película que quería hacer y todo lo que iba a componer esta historia y entonces es ahí donde yo me pongo a su disposición para acompañarle y hacer lo que necesita en cada momento.

Para Ignacio: ¿Cómo encontraste la casa? ¿Fue fácil la planificación de las cosas que ocurren?

El espacio para mí era muy importante porque íbamos a convivir mucho tiempo ahí y ‘Jaula’ es una película con muchos giros, con muchas capas que se van abriendo y cada cual es más aterradora que la siguiente, entonces quería que el vecindario tuviera esa dualidad de un lugar muy hermoso, muy cinematográfico y a su vez que se pudiera convertir de un momento a otro en asfixiante. La casa de Paula y Simón es casi laberíntica y eso presentó un desafío, pero también muchas oportunidades a la hora de planificar, a la hora de manejar las expectativas del espectador, a la hora de sorprender y a la hora de esconder y no esconder. La planificación fue un desafío, con Uriel Barcelona, que es el director de fotografía, le dimos muchas vueltas.

Para Ignacio: Durante el proceso de la escritura de guion, ¿ya pusiste cara a los personajes?

No, y luego sí. El perfil de Paula fue cambiando y evolucionando, en una primera escritura el perfil era distinto, tenía otra edad, tenía menos urgencia por ser madre, tenía una jaula mucho menos definida. Yo cuando escribí este guion, ni en mis sueños pienso que voy a rodar una película con Elena Anaya, pero entre una cosa y otra se fueron reescribiendo las cosas y cuando entró Elena en el proyecto nos pusimos manos a la obra para terminar de apretar las tuercas al personaje.

Para Elena Anaya: ¿Cómo fue la relación con Eva, la actriz que interpreta a Clara? ¿Cómo creasteis ese vínculo?
Jaula
Elena Anaya, Pablo Molinero y Eva Tennear en el rodaje de ‘Jaula’.

Elena: Eva es otro regalo de la película, es súper difícil trabajar con niños, ella tenía 6 años cuando vino a Madrid a trabajar en la película; venía de Inglaterra, no hablaba español, Ignacio fue al fin del mundo para traerla y cuando tuve la suerte de conocerla me emocionó profundamente porque supe que teníamos a una niña con un talento salvaje.Es una actriz de raza, sueña con actuar, tiene unos padres inteligentes, respetuosos que respetan el sueño de su hija sabiendo que es una niña y que no hay nada que le pueda perturbar y robar esa infancia y esa fragilidad y vulnerabilidad que los niños deben de tener.

También con Ignacio yo soy una protectora de los niños y había que hacerlo de una manera fácil, amigable, contar un relato donde pueda entrar y salir, jugar, conectar y desconectar. Hay cosas que tiene que saber y otras que no hace ninguna falta que sepa, entonces así lo hicimos, con mucho ensayo.

Ignacio: lo hicimos con muchas metáforas para que entendiese las cosas a través de lo que ella conocía porque es una película, a veces, desgarradora, asfixiante, no es una película para niños, pero su experiencia sí que lo fue, además, esta niña es un portento, es sorprendente cómo se transforma de un momento a otro. Con ayuda de Elena hicimos varios ejercicios para que no se llevase esas emociones a casa. Además, es una niña que brilla mucho con la improvisación, yo creo que por el vínculo que trabajó con Elena, se conocían mucho, se querían ya cuando llegaron al rodaje, la niña tenía ya la libertad y la confianza de probar cosas y de dejarse llevar con Elena.

¿Hasta qué punto ha sido fantástico trabajar con Álex de la Iglesia? ¿Cuánto se ha involucrado en la película? ¿Cuánta libertad os ha dado?

Ignacio: Álex de la Iglesia es un gran respaldo, más que un productor, es un director que produce, y te entiende y sabe por lo que estás pasando, empatiza mucho con el proceso del director y te escribe todos los días por WhatsApp a última hora, después del rodaje, te pregunta qué tal ha ido, qué problemas has tenido, pero, por otro lado, aunque es muy atento con tu proceso del director, también te da libertad creativa para contar tú tu historia, no es la suya y esto él lo tiene muy claro.

Eres de hacer cortos, este es tu primer largometraje, ¿cómo ha sido ese cambio de hacer cortos a un largometraje? Y, ¿cómo ha sido esa mezcla de géneros que tiene la película de tensión, siniestro, terror, misterio?

Ignacio: del corto al largo, por un lado, no tiene nada que ver y por otro lado, es exactamente lo mismo, al fin y al cabo estás contando una historia en un formato distinto, los tiempos, la profundidad en la que trabajas las cosas, los ensayos y la preparación, en este caso también los recursos y los medios eran distintos. Vas aprendiendo con el proceso y también de la mano con gente con mucha experiencia sea el caso de Álex, sea el caso de Elena que ha sido mi aliada, sin lugar a dudas, la espina dorsal de todo lo que he vivido como director.

A nivel de todas las situaciones por las que pasa la película, de esos géneros que mencionas, tiene que ver con el viaje, con el arco del personaje y aproximar al espectador lo que está sintiendo ese personaje, y ese personaje pasa por muchos sitios y el espectador lo iba a hacer si nos aproximamos a la experiencia que iba a tener Paula y de la mano de Elena, para mí ha sido un regalo, ha sido increíblemente inspirador hacerlo con Elena.

Y tú, ¿cuántas ganas tienes de que se estrene ‘Jaula’ en cines? Mañana llega a la gran pantalla, ¡no puedes perdértelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sigue explorando!