‘El tiempo que te doy’ muestra las dos caras del amor

Cartel promocional de 'El tiempo que te doy'
Así es la nueva mini serie de Netflix: una historia de desamor contada en pedazos de tan solo 10 minutos.

Llega ‘El tiempo que te doy’, creada por Inés Pintor SierraPablo Santidrián y la actriz Nadia de Santiago, quien además interpreta a Lina: la piedra angular de esta historia.

Sin duda, esta miniserie cuenta una historia con la que más de uno podrá sentirse identificado. La serie arranca con una ruptura que servirá de punto de partida para contar esa etapa en la que se encuentra la protagonista y que se equilibra tanto con momentos de superación del dolor como con recuerdos.

A través de este hilo conductor se plantea una teoría muy interesante respecto al proceso de despedida de alguien a quien queremos e incluso se llega a tratar una aproximación diferente del duelo, relacionándolo directamente con la muerte. La teoría plantea la idea de acordarse cada día un minuto menos de esa persona. Lina intenta acordarse cada vez menos de Nico, a medida que pasan los días para así poder avanzar con su nueva vida. 

Para ello, los episodios se han estructurado en dos grupos: presente y pasado. A medida que avanzan los capítulos el presente le va ganando terreno al pasado, es decir, a los recuerdos. 

Esta distribución de la narrativa se justifica con la teoría de la que hablábamos, donde esos momentos del pasado parten de los pensamientos de Lina y es por ello que a medida que avanzan los capítulos se acuerda cada vez menos de su pasado. 

‘El tiempo que te doy’ ya ha conquistado a millones de espectadores de Netflix

‘El tiempo que te doy’ presenta un formato novedoso y ligero que trata de forma delicada una vivencia muy compleja. Además, cabe destacar la naturalidad, transparencia y veracidad con la que se tratan las situaciones.

Es posible que en ciertos momentos notemos falta de emoción, agarre y complejidad en algunos diálogos. Sin embargo, esta ausencia de factores que estamos acostumbrados a que se den en otras ficciones aporta a la serie un carácter mucho más realista.

Una serie donde los minutos de realidad van sumando 

Nadia de Santiago y Álvaro Cervantes en ‘El tiempo que te doy’.

‘El tiempo que te doy’ es una historia personal, intima y sencilla que habla del duelo que viene de la mano de la tristeza, de la soledad y del sentimiento de ‘sentirse perdido’ combinado con esa necesidad de superación. 

Además, cabe destacar la capacidad que tiene la serie para invitar al espectador a que reflexione sobre la complejidad de las relaciones afectivo-amorosas: cómo, en tan solo unos minutos, todo aquello que has construido con una persona se puede venir abajo. 

La evolución del personaje a quien pone voz Nadia de Santiago es realmente interesante, fruto de una maravillosa interpretación que consigue mostrar cómo poco a poco es necesario darse cuenta de que, finalmente, debes de empezar y aceptar una nueva vida solo, una vida diferente. Así se sentencia con una de las frases que Lina dice a su compañero del hospital: 

“Es horrible necesitar a alguien para que te haga ilusión algo que llevas queriendo años”

Extrato del octavo capítulo – Lina

Es en ese preciso momento cuando como espectadores necesitamos reflexionar sobre la complejidad de una ruptura amorosa. 

‘El tiempo que te doy’, un delicado relato por el que ha apostado Netflix que nos recuerda a otras ficciones como el aclamado largometraje: ‘Historia de un matrimonio y la recién estrenada miniserie: Secretos de un matrimoniode HBO. Dos ficciones totalmente recomendadas si os queréis seguir adentrando en las adversidades que puede llegar a vivir una pareja.

Así pues, solo queda invitaros a que veáis ‘El tiempo que te doy’ para conocer mucho mejor esa etapa de superación enmarcada, en este caso, en un contexto sociocultural actual y el cual nos presenta, digamos, la parte más cruda de una relación amorosa. 

2 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Sigue explorando!