Bloodshot

 Una guion mediocre, un montaje vertiginoso y un film deficiente.

 

Título: Bloodshot
 
Fecha de estreno: 6-03-2020
 
Dirección: Dave Wilson.
 
Elenco: Vin Diesel, Sam Heughan, Guy Pearce, Eiza González y Toby Kebbell.
 
Guion: Jeff Wadlow y Eric Heisserer.
 
Género: Ciencia ficción, acción.
 
País: Estados Unidos.
 
Ray Garrison es un soldado caído en combate. Lejos de aceptar su pérdida, la corporación Rising Spirit Technologies (RST) utiliza la nanotecnología para convertirle en una máquina de matar biotecnológica y sobrehumana llamada Bloodshot, capaz de aumentar su fuerza, sus reflejos y su capacidad de cicatrización. De este modo, Garrison adquiere poderes especiales que le hacen prácticamente indestructible. La organización controla tanto su cuerpo como su mente pero Ray no sabe lo que es real y lo que es producto de su imaginación. Cuando Garrison empieza a recordar quién era antes y que en una vida anterior tuvo una esposa, decidirá encontrar la verdad cueste lo que cuesta y caiga quien caiga.
 
Bloodshot aspira a igualarse al nivel de películas como Marvel o DC desde la primera elección que emprende el personaje. Tiene todos los protagonistas que necesitan para  entrar de cabeza en el mundo Marvel aunque se queda muy a las puertas de conseguirlo.  Las formas y los recursos de conseguirlo se alejan mucho de este mundo, acercándose más al mundo de la ciencia ficción con nanobots y poderes mágicos que  no son reconocidos por parte del espectador.
 
Vin Diesel se mete en la ficción para dar vida al indestructible Ray Garrison, personaje con el que pierde todo ápice de realidad. Una  idea interesante rodeada de grandes efectos visuales formados a través de la realidad virtual . Los acontecimientos y experimentos que forman a este superhéroe funcionan a ratos y con cierta intensidad mediocre que tropieza en el mismo problema, la repetición constante de la trama. Bloodshot aprovecha bastante bien la búsqueda de identidad de Ray usándola como reconocible de esta propuesta y convirtiendo especial en un personaje tan excéntrico.
Las escenas de acción que encadenan los diferentes momentos del film provocan un montaje vertiginoso e incomprensible dando saltos temporales ilógicos en escenarios mil veces usados como son los almacenes, callejones, aparcamientos,… La variedad de escenarios y personajes hace que Bloodshot pierda espectacularidad respecto a otras películas del mismo género.
 
Lo que mejor funciona es el discurso final haciendo uso del clímax y transformando la idea del espectador sobre Ray buscando nuevos héroes para los nuevos tiempos que acontecen. El resultado final no es una adaptación revolucionaria ni relevante en el mundo de la ciencia ficción, aunque no me extrañaría que se abriera un nuevo punto de partida para el universo de Valiant, todo depende de la taquilla y de la productora.

Nota final: 2

1/5

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *