¿Qué te juegas?

Una película con un guion mediocre, un final normal, pero unos actores que lo salvan.

 

Título: ¿Qué te juegas?

Fecha de estreno: 29-03-2019.

Dirección: Inés de León.

Elenco: Leticia Dolera, Javier Rey, Amaia Salamanca, Brays Efe, Miriam Hernández, Daniel Pérez Prada, Santiago Segura, Walter Orellana, Mar Saura, Itziar Castro, Eloy Azorín, Hugo Silva.

Guion: Astrid Gil-Casares, Rafa Russo, Breixo Coral, Pablo Alén.

Género: Comedia.

País: España.

Roberto (Javier Rey) y Daniela (Amaia Salamanca) son dos hermanos que viven en un mundo de riqueza y glamur gracias a la naviera que heredaron de su padre. Ambos comparten la dirección de la empresa, aunque tienen una actitud totalmente opuesta ante la vida: Daniela es minuciosa y perfeccionista; Roberto, en cambio, es un genio visionario que odia la meticulosidad de su hermana. Sin embargo, ambos encuentran la salida a sus desavenencias cuando se enamoran de la misma mujer: Isabel (Leticia Dolera), una monologuista a quien Roberto ha contratado para que seduzca a Daniela y así vuelva a ser tan divertida como lo era antes de tomar la dirección de la empresa.

¿Qué te juegas? opera prima de Inés de León cuenta con un reparto bastante cumplido en para lo que la película significa. Es una comedia de estética televisiva con un tono diferente que engloba tanto a los personajes como a los propios diálogos (cobrándolos gran parte de ellos sin ningún sentido narrativo). Resulta gratificante la facilidad de la directora para jugar con los clichés sin atender ni a razones ni a prejuicios y lanzar varias críticas al mismo tiempo hacía la sociedad de hoy en día. Lo consigue riéndose de las comedias románticas, planteando un pulso sentimental entre opuestos, parodiando los ajustes del género.

La estrella de la función es Leticia Dolera con un personaje dispar, dual y divergente a la par, que engloba el mayor peso del film, además de aportar el tono más cómico. Por debajo y muy insólito, se encuentran sus otros dos compañeros de reparto principal, Amaia Salamanca y Javier Rey. Ambos no decepcionan pero sus personajes no dotan de nada distinto y caen en simples protagonistas planos que ocupan la pantalla. Por su parte Mariam Hernández y Brays Efe consiguen contrarrestarlo haciendo unas interpretaciones nada particulares con los que el espectador disfrutará y no quedará decepcionado. Por contra de Walter Orellana interpretando el papel de “Yuma”, decepciona y es totalmente prescindible. Se cae por completo, es innecesario, está mal ejecutado y no consigue hacer reír.

En relación al guion está bastante mal ejecutado  y es que parece que se hayan centrado más en el efecto de la risa y de los propios personajes que en la historia.  La trama no es natural, no tiene ningún trasfondo y provoca la divagación del espectador. A pesar de eso, el guion está lleno de diálogos ágiles y pullas afiladas que funciona bien durante un rato.

El clímax con una gran semejanza a Nothing Hill pero de una manera mucho más cutre, básica y simplona que sabe a poco. El final totalmente predecible y sin nada reseñable, cuando acaba la película lo único bueno han sido los créditos a la vez que el monólogo que va narrando Leticia Dolera. Un producto prefabricado, con una reformulación millenial que sin lugar a dudas no es nada laborioso. La cinta con algún traspiés  en su ritmo, alcanza según avanza el equilibrio entre comicidad y emoción, pero con un final básico, simplón y nada asombroso.

Nota final: 4

2/5

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *