El hijo

Una película ambiciosa, una trama aburrida y un terror psicológico nulo.

 

Título: El hijo

Fecha de estreno: 11-04-2019

Dirección: Sebastián Schindel

Elenco: Joaquín Furriel, Martina Gusmán, Luciano Cáceres, Heidi Toini, Regina Lamm.

Guion: Leonel D’Agostino.

Género: Thriller psicológico.

País: Argentina.

Un pintor de 50 años llamado Lorenzo (Joaquín Furriel) decide reconstruir su vida después de tiempos difíciles. Ansioso por el hijo que espera con su nueva mujer, se da cuenta de algunos conductas un tanto extraños durante el embarazo. Su mujer Sigrid (Heidi Toini), empieza a tener un comportamiento obsesivo y malicioso que tensa la relación entre ambos. Con el nacimiento del bebé, y la llegada de la cuidadora Gudrun (Regina Lamm), la relación alcanza nuevos niveles de peligrosa hostilidad insalubres que hacen que la pareja sufra una situación extremadamente inestable, de la que podría no haber retorno.

Netflix vuelve a la carga con su nueva película argentina de terror psicológico, aunque no lo hace del todo apropiado, más bien se desploma casi al mismo tiempo que la película. El film, presenta una buena trama que cautivaría a cualquier persona pero la pasividad de las acciones y de la historia hace que cada vez cueste más verla. Estás toda la película esperando el clímax pero nunca llega y cuando lo hace te decepciona completamente.

Sebastián Schindel, hace un buen trabajo como director, crea un ambiente incómodo que toda película de terror tiene que tener aunque no lo complementa con ningún susto ni con nada que llame la atención del espectador. Si separamos los planos, nos damos cuenta que funcionan a la perfección, pero al combinarlos nos percatamos de todas las incógnitas que faltan por resolver. Carece de lógica y cuesta de entender en algunos momentos, si se suma al guion defectuoso provoca el desinterés total de la película. Cuando ves el tráiler parece mucho más interesante de lo que realmente es. Acaba siendo una película tan plana que el final acaba pasando completamente desapercibido.

Schindel nos regala escenas que llenan la pantalla, sobre todo cuando Lorenzo dibuja sobre el lienzo sus obras. Aunque creo que no hubiera estado mal alargar esas escenas porque satisfacen al público. Los cuadros de Lorenzo lo combina varias veces con referencias a artistas como Goya.

Si nos fijamos en la parte actoral, ni los protagonistas de la película consiguen destacar lo suficiente. Sus papeles son completamente planos, con los que no nos sentimos identificados en ningún momento. Les falta esa unión actoral, que provoca que no sean creíbles. Joaquín Furriel ya había trabajado anteriormente en otros proyectos con este director pero sin duda esta película no estaba escrita para que la protagonizara alguien como él.

“El hijo”, se define como la nueva película de terror psicológico que revolucionará la pantalla, y cuando nos ponemos a verla observamos que pasa todo lo contrario. Es lenta, incomprensible, sin contexto, y con un final que deja mucho que desear. En resumen, una película deslucida con la que Netlix ha caído. 

Nota final: 1,5

0.5/5

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *